ver noticias anteriores
La Victoria, Venezuela. Misa funeral H. Diego Bedoya El 13 de abril, Jueves Santo, se celebró en la Parroquia Matriz de la Guadalupe de La Victoria la misa funeral por nuestro hermano Diego Bedoya, quien, en su servicio a los más necesitados ha caído víctima de la extremada situación de inseguridad y violencia que sacude a Venezuela.  Los hermanos presentes, encabezados por nuestro superior general, el H. Luis Miguel, renovamos nuestros votos religiosos, siguiendo la tradición que realizamos cada Jueves Santo. La ceremonia fue presidida por D. Rafael Conde, obispo de Maracay y sacerdotes de la diócesis, y contó con la presencia del pueblo de La Victoria, que apreciaba al Hno. Diego por su disponibilidad y espíritu de servicio. Las constituciones de los HH. Franciscanos de Cruz Blanca definen que la labor del hermano en servicio de los necesitados ha de llevarse a cabo incluso con el riesgo de la propia vida, cosa que el H. Diego ha cumpido literalmente, sin echarse atrás.
La Victoria, Venezuela. Damas Voluntarias La asociación de Damas Voluntarias fue fundada hace 44 años en Venezuela. Realizan su servicio de voluntariado en los hospitales de todo el país, y se las llama también “Damas de Azul” o “Ángeles Azules”. Desde siempre han ayudado en nuestra casa de La Victoria. También ahora, en esta complicada situación, se han hecho presentes para preparar la comida de nuestros ancianos.
ver fotos
Queridos amigos: A mediodía de hoy hemos recibido la triste noticia del fallecimiento de nuestro hermano Diego Bedoya, Superior de la Casa de la Victoria en Venezuela. Durante la noche ha sufrido un atraco y su cuerpo ha aparecido en el despacho de la Casa Familiar, del que faltaban múltiples objetos y el dinero. En varias ocasiones he escrito a los hermanos, haciendo referencia a la violencia que sufre el pueblo venezolano del que nuestro hermanos forman parte. Yo viajaré pasado mañana miércoles, acompañado de un hermano del Gobierno General, para compartir estos momentos con la Familia de Cruz Blanca en Venezuela. Rogamos al buen Padre Dios, para que acoja en su seno a nuestro hermano Diego y de el consuelo a sus familiares, hermanos religiosos y amigos, que lloramos tan inesperada perdida. Cuento con vuestras oraciones. Hno. Luis Miguel Martell Superior General HH. Franciscanos de Cruz Blanca 10 abril 2017. Lunes Santo
ver fotos ver fotos
Hno. Diego. Un corazón lleno de nombres de amigos El H. Diego nació en la provincia de Medellín, Colombia.  A los diecinueve años, siendo catequista de su parroquia, escuchó hablar de la congregación de los HH. Franciscanos de Cruz Blanca, de labios un sacerdote colombiano encardinado en la diócesis de Maracay, Venezuela. Y allí ha llevado a término su camino, a la edad de treinta y cuatro años, en seguimiento de un Jesús que se encarna en los pobres. Atendiéndolos incluso más allá de donde la prudencia podría aconsejar, cuando llegaban a pedir comida caída la noche, cuando los venezolanos se encierran en sus casas temerosos de los “malandros” que se enseñorean de las calles. Que al fin de esta trágica Semana Santa te llegue la Resurrección en Cristo que nuestra fe nos promete.
La Victoria, Venezuela. Misa funeral H. Diego Bedoya El 13 de abril, Jueves Santo, se celebró en la Parroquia Matriz de la Guadalupe de La Victoria la misa funeral por nuestro hermano Diego Bedoya, quien, en su servicio a los más necesitados ha caído víctima de la extremada situación de inseguridad y violencia que sacude a Venezuela.  Los hermanos presentes, encabezados por nuestro superior general, el H. Luis Miguel, renovamos nuestros votos religiosos, siguiendo la tradición que realizamos cada Jueves Santo. La ceremonia fue presidida por D. Rafael Conde, obispo de Maracay y sacerdotes de la diócesis, y contó con la presencia del pueblo de La Victoria, que apreciaba al Hno. Diego por su disponibilidad y espíritu de servicio. Las constituciones de los HH. Franciscanos de Cruz Blanca definen que la labor del hermano en servicio de los necesitados ha de llevarse a cabo incluso con el riesgo de la propia vida, cosa que el H. Diego ha cumpido literalmente, sin echarse atrás.
La Victoria, Venezuela. Damas Voluntarias La asociación de Damas Voluntarias fue fundada hace 44 años en Venezuela. Realizan su servicio de voluntariado en los hospitales de todo el país, y se las llama también “Damas de Azul” o “Ángeles Azules”. Desde siempre han ayudado en nuestra casa de La Victoria. También ahora, en esta complicada situación, se han hecho presentes para preparar la comida de nuestros ancianos.
ver fotos
Queridos amigos: A mediodía de hoy hemos recibido la triste noticia del fallecimiento de nuestro hermano Diego Bedoya, Superior de la Casa de la Victoria en Venezuela. Durante la noche ha sufrido un atraco y su cuerpo ha aparecido en el despacho de la Casa Familiar, del que faltaban múltiples objetos y el dinero. En varias ocasiones he escrito a los hermanos, haciendo referencia a la violencia que sufre el pueblo venezolano del que nuestro hermanos forman parte. Yo viajaré pasado mañana miércoles, acompañado de un hermano del Gobierno General, para compartir estos momentos con la Familia de Cruz Blanca en Venezuela. Rogamos al buen Padre Dios, para que acoja en su seno a nuestro hermano Diego y de el consuelo a sus familiares, hermanos religiosos y amigos, que lloramos tan inesperada perdida. Cuento con vuestras oraciones. Hno. Luis Miguel Martell Superior General HH. Franciscanos de Cruz Blanca 10 abril 2017. Lunes Santo
Hno. Diego. Un corazón lleno de nombres de amigos El H. Diego nació en la provincia de Medellín, Colombia.  A los diecinueve años, siendo catequista de su parroquia, escuchó hablar de la congregación de los HH. Franciscanos de Cruz Blanca, de labios un sacerdote colombiano encardinado en la diócesis de Maracay, Venezuela. Y allí ha llevado a término su camino, a la edad de treinta y cuatro años, en seguimiento de un Jesús que se encarna en los pobres. Atendiéndolos incluso más allá de donde la prudencia podría aconsejar, cuando llegaban a pedir comida caída la noche, cuando los venezolanos se encierran en sus casas temerosos de los “malandros” que se enseñorean de las calles. Que al fin de esta trágica Semana Santa te llegue la Resurrección en Cristo que nuestra fe nos promete.
ver fotos ver fotos
ver noticias anteriores