LITURGIA DEL DOMINGO 4º DE CUARESMA “C”

 

31 DE MARZO DE 2019

Liturgia de las Horas – Cuarta Semana del Salterio – Cuaresma.

 

R I T O S    I N I C I A L E S

 

CANTO DE ENTRADA.

Me invocará y lo escucharé, lo defenderé, lo glorificaré, lo saciaré de largos días y le haré ver mi salvación.

 

Me enseñarás el sendero de la vida, me saciarás de gozo en tu presencia. 

 

SALUDO Y MONICIÓN.

 

ACTO PENITENCIAL.

 

ORACIÓN COLECTA.

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

PRIMERA LECTURA.

Lectura del libro de Josué 5, 9a. 10‑12

 

En aquellos días, dijo el Señor a Josué: «Hoy os he quitado de encima el oprobio de Egipto.» 

Los hijos de Israel acamparon en Guilgal y celebraron allí la Pascua al atardecer del día catorce del mes, en la estepa de Jericó. 

Al día siguiente a la Pascua, comieron ya de los productos de la tierra: ese día, panes ázimos y espigas tostadas. 

Y desde ese día en que comenzaron a comer de los productos de la tierra, cesó el maná. Los hijos de Israel ya no tuvieron maná, sino que ya aquel año comieron de la cosecha de la tierra de Canaán. 

     PALABRA DE DIOS

 

SALMO RESPONSORIAL. Salmo 33.

Antífona: Gustad y ved qué bueno es el Señor. 

 

Bendigo al Señor en todo momento, su alabanza está siempre en mi boca; mi alma se gloría en el Señor: que los humildes lo escuchen y se alegren.  

 

Proclamad conmigo la grandeza del Señor, ensalcemos juntos su nombre. Yo consulté al Señor, y me respondió, me libró de todas mis ansias.

  

Contempladlo, y quedaréis radiantes, vuestro rostro no se avergonzará. El afligido invocó al Señor, él lo escuchó y lo salvó de sus angustias. 

 

SEGUNDA LECTURA. 

Lectura de la segunda carta del apóstol san Pablo a los Corintios 5, 17‑21

 

Hermanos: 

Si alguno está en Cristo es una criatura nueva. Lo viejo ha pasado, ha comenzado lo nuevo. 

Todo procede de Dios, que nos reconcilió consigo por medio de Cristo y nos encargó el ministerio de la reconciliación. 

Porque Dios mismo estaba en Cristo reconciliando al mundo consigo, sin pedirles cuenta de sus pecados, y ha puesto en nosotros el mensaje de la reconciliación. 

Por eso, nosotros actuamos como enviados de Cristo, y es como si Dios mismo exhortara por medio de nosotros. En nombre de Cristo os pedimos que os reconciliéis con Dios. 

Al que no conocía el pecado, lo hizo pecado en favor nuestro, para que nosotros llegáramos a ser justicia de Dios en él.

PALABRA DE DIOS

 

ANTES DEL EVANGELIO.

Canto: Convertíos y creed en el Evangelio.

Antífona: Me levantaré, me pondré en camino adonde está mi padre, y le diré: «Padre, he pecado contra el cielo y contra ti.»     

 

EVANGELIO.

Lectura del santo Evangelio según San Lucas 15, 1‑3. 11‑32

 

En aquel tiempo, solían acercarse a Jesús todos los publicanos y pecadores a escucharlo. Y los fariseos y los escribas murmuraban, diciendo: «Ése acoge a los pecadores y come con ellos.» 

Jesús les dijo esta parábola: «Un hombre tenía dos hijos; el menor de ellos dijo a su padre: "Padre, dame la parte que me toca de la fortuna." 

El padre les repartió los bienes.

No muchos días después, el hijo menor, juntando todo lo suyo, se marchó a un país lejano, y allí derrochó su fortuna viviendo perdidamente. Cuando lo había gastado todo, vino por aquella tierra un hambre terrible, y empezó él a pasar necesidad. 

Fue entonces y se contrató con uno de los ciudadanos de aquel país que lo mandó a sus campos a apacentar cerdos. Deseaba saciarse de las algarrobas que comían los cerdos, pero nadie le daba nada. 

Recapacitando entonces, se dijo: "Cuántos jornaleros de mi padre tienen abundancia de pan, mientras yo aquí me muero de hambre. Me levantaré, me pondré en camino adonde está mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti; ya no merezco llamarme hijo tuyo: trátame como a uno de tus jornaleros." 

Se levantó y vino a donde estaba su padre; cuando todavía estaba lejos, su padre lo vio y se le conmovieron las entrañas; y, echando a correr, se le echó al cuello y lo cubrió de besos. 

Su hijo le dijo: "Padre, he pecado contra el cielo y contra ti; ya no merezco llamarme hijo tuyo." 

Pero el padre dijo a sus criados: "Sacad en seguida la mejor túnica y vestídsela; ponedle un anillo en la mano y sandalias en los pies; traed el ternero cebado y sacrificadlo; comamos y celebremos un banquete, porque este hijo mío estaba muerto y ha revivido; estaba perdido, y lo hemos encontrado." 

Y empezaron a celebrar el banquete. 

Su hijo mayor estaba en el campo. Cuando al volver se acercaba a la casa, oyó la música y la danza, y llamando a uno de los criados, le preguntó qué era aquello. 

Éste le contestó: "Ha vuelto tu hermano; y tu padre ha sacrificado el ternero cebado, porque lo ha recobrado con salud." 

Él se indignó y no quería entrar; pero su padre salió e intentaba persuadirlo. 

Entonces él respondió a su padre: "Mira: en tantos años como te sirvo, sin desobedecer nunca una orden tuya, a mí nunca me has dado un cabrito para tener un banquete con mis amigos; en cambio, cuando ha venido ese hijo tuyo que se ha comido tus bienes con malas mujeres, le matas el ternero cebado."

El Padre le dijo: "Hijo, tú estás siempre conmigo, y todo lo mío es tuyo; pero era preciso celebrar un banquete y alegrarse, porque este hermano tuyo estaba muerto y ha revivido; estaba perdido, y lo hemos encontrado"».  

PALABRA  DEL SEÑOR

 

HOMILÍA.

 

CREDO.

 

ORACIÓN DE LOS FIELES.

 

LITURGIA EUCARÍSTICA

 

OFERTORIO.

Canto:

Yo no soy nada y del polvo nací, pero Tú me amas y moriste por mí. Ante la cruz sólo puedo exclamar: Tuyo soy, tuyo soy.

 

Toma, mi mano, te pido, toma, mis labios te amo, toma mi vida ¡oh Padre!, tuyo soy, tuyo soy.

 

Cuando de rodillas te miro, oh Jesús, veo tu grandeza y mi pequeñez. ¿Qué puedo darte yo?  Sólo mi ser. Tuyo soy, tuyo soy.   

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS.

 

PREFACIO Y SANTO.

 

PLEGARIA EUCARÍSTICA.

 

RITO DE LA COMUNIÓN

 

PADRE NUESTRO.

 

RITO DE LA PAZ.

 

CORDERO DE DIOS.

 

COMUNIÓN.

Canto:

Hoy vuelvo de lejos, de lejos.  Hoy vuelvo a tu casa, Señor, a mi casa y un abrazo me has dado Padre del alma. Y un abrazo me has dado Padre del alma.

 

Salí de tu casa, Señor, salí de mi casa; anduve vacío sin ti, perdí la esperanza, y una noche lloré, lloré mi desgracia. Y una noche lloré, lloré mi desgracia.

 

Camino de vuelta, Señor, pensé en tus palabras; la oveja perdida, el pastor, el pan de tu casa, y a mis ojos volvió, volvió la esperanza. Y a mis ojos volvió, volvió la esperanza.

 

Tú casa, mi casa será, será mi morada; banquete de fiesta, mi hogar, vestido de gracia,  y una túnica nueva para la Pascua. Y una túnica nueva para la Pascua.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN.

 

Gracias, Señor, por venir a nosotros en esta comunión.

 

Aunque a veces nuestros pasos nos alejen de ti, tú siempre nos esperas y sales a nuestro encuentro, dispuesto a darnos tu abrazo de acogida. 

 

Ayúdanos a vivir con un corazón generoso, dispuesto siempre a perdonar, a acoger, a abrazar a nuestros hermanos y a celebrar con ellos el encuentro contigo. 

 

Gracias, Señor, porque nos acoges sin regañar, nos perdonas sin preguntar, y como buen Padre, estás dispuesto a celebrar el regreso de cada uno de tus hijos.  No dejes que nos apartemos de ti. 

 

ORACIÓN.

 

RITO DE CONCLUSIÓN

 

ORACIÓN SOBRE EL PUEBLO

 

BENDICIÓN Y DESPEDIDA.

 

Canto.

Errante voy, soy peregrino, como un extraño voy bajo el sol.  Encuentro a Dios en mi camino, consuelo y paz en mi dolor. 

 

Unido a Dios en alianza, el nuevo pueblo en marcha va, luchando aquí por la esperanza de un mundo nuevo que vendrá. 

 

ACTOS Y NOTICIAS.

Liturgia de las Horas.-

Cuarta Semana del Salterio-Cuaresma.

 

Cuaresma 2019.

* Vía Crucis: Todos los viernes de la Cuaresma a las 7,30 de la tarde.  Estos días no habrá rosario. 

* Abstinencia: Son días de abstinencia todos los viernes de la Cuaresma.

* Vía Crucis camino de Salas. Todos los domingos de la Cuaresma a las 4:30 de la tarde, desde el Palacio de Congresos a la ermita de Salas. Participan por turno las Parroquias de la Ciudad, Cofradías, Delegaciones y Movimientos y Asociaciones.

 

Cursillo para Bautismos.    

El próximo sábado, día 6 de abril, de 10 a 13 horas y en los locales de la Parroquia de Santiago, (Calle del Parque, 17) tendrá lugar un cursillo intensivo de preparación, para padres y madres que piden el bautismo para sus hijos.  Es para toda la Ciudad.  Habrá guardería para los niños.  Dadlo a conocer a los padres que estén pendientes de bautizar a sus hijos.  Podéis ampliar información en el despacho parroquial.

 

Curiosidades.

Hoy, 4º domingo de Cuaresma se le conoce con el nombre de «Letare» que significa «alégrate».  Se permiten ornamentos rosados y conserva el nombre de las palabras iniciales de la antigua antífona latina con la que se iniciaba la misa.

 

Próximo domingo 1º de mes.

* La Colecta será para Cáritas. 

* Oración por las Vocaciones.