DOMINGO 14 DEL TIEMPO ORDINARIO “C” – MONICIONES Y PETICIONES 

 

MONICIONES

 

Inicial.

 

Con alegría estamos reunidos para celebrar la Eucaristía en el Día del Señor. Él es el que nos llama y nos reúne a todos los que hacemos la opción de seguirle, de ser sus discípulos.

 

Hoy, nos va a recordar la misión que como discípulos suyos nos sigue encomendando: ponernos en camino para anunciar que el reino de Dios está cerca, ser transmisores de paz y orar para que el dueño de la mies envíe obreros a su mies. Jesús nos ha llamado por nuestro nombre y enviado a trabajar a la mies, esperando de nosotros una respuesta generosa.  

 

Este primer domingo de julio, próximo a la fiesta de San Cristóbal, la Iglesia celebra la Jornada de responsabilidad en el tráfico, que este año tiene por lema «No hagas a nadie lo que tú aborreces».

 

Primera Lectura.

 

Después del exilio de Babilonia, el profeta, en nombre de Dios, anuncia a su pueblo un futuro lleno de esperanza: vendrá como un río la paz sobre Jerusalén, que como una madre reúne a sus hijos.

 

Segunda Lectura.

 

San Pablo nos dice que, el único motivo de orgullo para el cristiano es abrazar la cruz de Cristo, única fuente de libertad y de paz, que nos llevará a ser criaturas nuevas. Hoy, también estamos llamados nosotros a abrazarla.

 

Evangelio.

 

Vamos a escuchar en el Evangelio, cómo Jesús manda discípulos a prepararle el camino, anunciando la Buena Noticia. Los envía ligeros de equipaje y con la paz como distintivo.  

Puestos de pie cantamos aleluya.

 

PETICIONES