DOMINGO 3º DE CUARESMA “C” - MONICIONES Y PETICIONES

 

MONICIONES

             

Inicial.

 

En nuestro camino hacia la Pascua, nos encontramos ya en el tercer domingo de Cuaresma. Y estamos reunidos para que penetre en nuestro interior la llamada de Dios desde su Palabra y para recibir su fuerza en el pan y vino de la Eucaristía.

 

Hoy, las lecturas nos invitan a la conversión, a dar frutos, a no gastar nuestras vidas de forma estéril. Abramos de verdad nuestro corazón al Señor. Él va delante de nosotros y nos muestra una luz capaz de renovarnos, una luz capaz de hacernos ver la verdadera felicidad. No nos cerremos ante su gloria.

 

Primera Lectura.

 

Moisés fue elegido por Dios para liberar a los Israelitas de la esclavitud de Egipto y guiarlos por el desierto hasta la tierra prometida. Ésta llamada cambió la vida de Moisés y la del pueblo de Israel.

 

Segunda Lectura.

 

San Pablo nos alerta sobre las falsas seguridades religiosas. No podemos creer que ya tengamos todo hecho con venir a misa o rezar. Lo importante es la fe que nos anima a seguir con fidelidad el camino de Dios.

 

Evangelio.

 

El Señor es paciente y misericordioso con nosotros, pero espera que nuestra vida dé frutos, que no sea estéril como la higuera del Evangelio. Nos da una nueva oportunidad para que nos convirtamos y demos frutos.     

Aclamamos al Evangelio puesto de pie.                      

 

PETICIONES