«… abrazar a Jesús en los pequeños de hoy, es decir,
amarlo en los últimos, servirlo en los pobres»
«Cuidemos a Jesús ahora, acariciándolo en los necesitados» …
«nace allí, cerca de ellos, cerca de los olvidados de las periferias»
(Papa Francisco)