La comunidad de hermanos del noviciado de Guadalajara nos ofrece una representación del Belén en patera, en medio del mar, recordando las miles de personas migrantes que se ven obligadas a huir de sus países por distintas causas, al igual que lo hicieron María y José en su tiempo.
El Belén y el rastrillo solidario es una forma de dar a conocer la obra social de los Hermanos Franciscanos de Cruz Blanca, con el apoyo incondicional de un buen grupo de personas voluntarias, que desde hace meses preparan esta recogida de productos donados por comercios, empresas y particulares.
El rastrillo solidario estará abierto durante todas estas fiestas navideñas, hasta el 5 de enero. Se pueden adquirir objetos y labores que han sido elaborados por la misma comunidad de noviciado.
En el siguiente reportaje se amplía la información.