Las Casas Familiares de Moralzarzal y Torrelodones han disfrutado de distintos espacios de ocio y de vida compartida con las personas que han asistido a la III Convivencia de Misión Compartida.

El sábado por la mañana la Casa de Moralzarzal abrió sus puertas para acoger a un nutrido grupo de personas y el personal explicó los objetivos de este centro residencial, como es el día a día, perfil de las personas atendidas, etc. Algunas de las personas atendidas explicaron cómo era su vida en la casa, y compartieron el picnic en el jardín, también había la oportunidad de tomar un baño en la piscina.

Por la tarde noche un grupo de 16 personas de la Casa Familiar de Torrelodones acudieron a la cena-concierto en Hoyo de Manzanares, donde compartieron conversaciones, baile, risas, escuchando música en vivo con la entrañable voz de Vicky, voluntaria de la casa.

Dos ocasiones que facilitaron el conocimiento mútuo, el salir de la rutina y el disfrute de la música y del bonito entorno natural.

Las fotografías y el vídeo reflejan algunas de estas vivencias.